Miércoles, 04 Mayo 2016 18:27

Alergias

Rate this item
(0 votes)

La primavera y las alergias

Cuando llega la primavera llegan las alergias afectando por igual a adultos y niños.

La alergia es una reacción extrema de nuestro organismo a una sustancia que reconoce como peligrosa. Las sustancias más comunes que  pueden provocar una reacción alérgica son: los alimentos, fármacos e inhalantes como  el polen, el pelo o caspa de animales y los ácaros del polvo.

Con la llegada de la primavera debemos poner  especial atención a los ácaros, los cuáles durante esta época encuentran el medio ideal para su reproducción y la flora, que se incrementa, causando niveles de polen altos en la atmosfera. Los árboles y las plantas que causan mayores problemas alérgicos durante la primavera son: gramíneas, ciprés, platanero, olivo y artemisa.

Los síntomas más frecuentes en personas alérgicas al polen y ácaros son:

Picor nasal y/o de los ojos

Ojos rojos y lagrimeo constante

Mucosidad líquida nasal

Estornudos

Congestión nasal sin otros síntomas de catarro

Asma, dificultad respiratoria

Las personas alérgicas al polen presentarán síntomas de manera estacional, es decir,  durante  la época de floración de la planta a la que son alérgicos. Es resto del año, si tienen ninguna otra alergia, estarán sin molestias. Las personas alérgicas a los ácaros tendrán síntomas durante todo el año y pueden emporar un poco más en primavera.

La alergia tiene tratamiento. Es esencial evitar el alérgeno, sin embargo en estos casos es imposible escaparse de los ácaros del polvo y del polen durante la época de floración, pero podemos tomar algunas medidas para reducir el contacto.

Medidas para disminuir el contacto con el polen

Conocer el tipo de polen al que se es alérgico y la época de floración.

Mantener las ventanas de la casa y el auto cerradas.

Llevar gafas de sol.

Lavar bien las verduras antes de comerlas

Evitar las actividades al aire libre

Utilizar filtros para el aire acondicionado y cambiarlos anualmente

Evitar actividades en el jardín como cortar el césped o barrer.

Medidas para disminuir el contacto con los ácaros del polvo

Limpiar el polvo con un paño húmedo

Utilizar el aspirador, no barrer.

Aspirar semanalmente los sofás y colchón

Ventilar diariamente el dormitorio

Evitar la acumulación del polvo.

Evitar colchones y cojines de lana y pluma

Ventilar la ropa guardada en el armario antes de utilizarla.